Algunos escarabajos regulan su temperatura corporal a través del exoesqueleto

Investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) han analizado cómo los escarabajos utilizan su exoesqueleto para aprovechar la energía que transmiten los rayos del sol y la radiación infrarroja del entorno para así regular su temperatura corporal. Pese a su estructura aparentemente simple, esta cutícula es capaz de actuar pasivamente en el control térmico del animal sin que esto suponga ningún coste energético o metabólico.

Descargar PDF - 85KB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *