El veneno para controlar las plagas de topillo afecta también a los cernícalos, sus depredadores naturales

Según un estudio en el que participan investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC), la bromadiolona, un anticoagulante que se utiliza como veneno para reducir el número de roedores en campos de cultivo, está también presente en los pollos de los cernícalos, uno de sus depredadores naturales. Los primeros datos apuntan a que este rodenticida podría incrementar las tasas de mortalidad entre estas aves y, a la larga, también las de otros depredadores naturales de los topillos.

Descargar PDF - 83KB

2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. Se sabe que esto ocurre. Lo que aportan estos estudios son evidencias científicas que, en principio, dan más fuerza que las ‘sensaciones’ o ‘lo que dice la gente’ para solicitar cambios en la gestión ambiental.

  2. Cecilio Pérez Casas

    Desde el lado de la ignorancia
    Quién esta en los despachos ? Ya en los años 70 en uno de los episodios del Hombre y la Tierra ya dejaba constancia del resultado de usar venenos para eliminar otras especies y sus consecuencias .
    A mi criterio y le repito desde el lado de la ignorancia esto se sabía que podía pasar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *